Puigdemont se apoya en Sánchez, Turull y Artadi


Carles Puigdemont ya ha elegido compañeros de gestión en su aventura con Junts per Catalunya, el partido de nuevo cuño que ha fundado para desmarcarse de la ‘leyenda negra’ de Convergència. Él se postula, óbviamente, como presidente, y contará, si nada se tuerce, con el exlíder de la ANC Jordi Sànchez, ahora en prisión, como secretario general. Para ello, Sánchez deberá vencer en las primarias a un candidato alternativo, Josep Sort. 

La mesa del proceso congresual de JxCat proclamó ayer las candidaturas a la presidencia, a la secretaría general y al resto de la dirección, que las bases podrán votar telemáticamente del 7 al 9 de agosto. 

La única  candidatura a la presidencia, la de Puigdemont, cuenta también con cuatro vicepresidencias: Elsa Artadi -líder de JxCat en el Ayuntamiento de Barcelona-, Josep Rius -como Artadi, un estrecho colaborador de Puigdemont durante la legislatura del 1-O-, el ‘exconseller’ preso Jordi Turull y la alcaldesa de Vic, Anna Erra. 

Procedencia del PDECat

Turull y Erra proceden del PDECat, aunque se han alejado de la dirección de este partido, que trata de no ser absorbido por el puigdemontismo. 

La candidatura oficialista a la dirección refleja, según explican, los equilibrios internos entre las diferentes familias que conviven en JxCat. 

Junto a Jordi Sànchez figura como candidato a secretario de organización David Saldoni, director general de Transports y Mobilitat de la Generalitat y próximo al ‘conseller’ de Interior, Miquel Buch, por lo tanto un perfil procedente del sector crítico del PDECat. 

También forman parte de la lista la diputada Míriam Nogueras, que se salió de la dirección del PDEcatel viernes, la portavoz  en el Congreso, Laura Borràs; los diputados en el Parlament, Albert Batet y  Gemma Geis y el conseller de Territorio Damià Calvet, próximo al ‘exconseller’ preso Josep Rull, que se autodescartó para la dirección para dedicar el tiempo que tenga fuera de prisión a su familia.