Dura pérdida familiar para Sara Carbonero que anuncia con una emotiva despedida – Hijos


Parece que el año 2020 quiere darnos malas noticias y duros golpes. Ahora, Sara Carbonero, ha tenido que hacer frente a una dura pérdida para ella, su abuelo paterno. Una noticia que ha compartido de manera sutil en sus redes sociales con una emotiva despedida.

La periodista ha compartido una bonito foto en blanco y negro en la que aparecen su abuelo y su abuela besándose tiernamente, esta última les dejó hace ya ocho años. Junto a esta imagen escribía: “La historia de amor más bonita del mundo. Juntos por fin”. Unas palabras que dejan entrever que a pesar del dolor de esta triste pérdida, Sara Carbonero, se reconforta pensando que sus abuelos al fin estarán juntos en el cielo disfrutando de su amor incondicional de nuevo.

Sara Carbonero se despide de su abuelo

Sara Carbonero pierde a su abuelo paterno

Y es que desde luego que nuestros abuelos, siempre nos han dado un gran ejemplo de superación y del verdadero amor. Algo que siempre han intentado inculcar a las siguientes generaciones. Concretamente, en el caso de Sara Carbonero, parece ser que así ha sido. La periodista se ha mostrado siempre unida a Iker Casillas en uno de sus peores años, después de que este sufriera un infarto y días después ella fuese operada de un cáncer.

Junto a Iker Casillas, ha formado una familia con dos pequeños hombres llamados Martín y Lucas. No nos cabe duda que los tres hombres de su vida estarán ahora mismo apoyando a su madre con mucho cariño. El fallecimiento de su abuelo ha coincidido con la estancia de Sara en su pueblo natal, Corral de Almaguer, al que llegó hace ya un par de semanas para disfrutar después de tanto timepo de sus seres queridos.

La emotiva lección de los hijos de Sara Carbonero

Justo hace unos días, Sara Carbonero, compartía una reflexión a la que había llegado gracias a sus hijos. Junto a una imagen de una luna y un vídeo de una rana tomadas por su propio hijo Martín, Sara Carbonero comenzaba escribiendo: “Verano 2020. Ya sabíamos que iba a ser un verano “raro” y diferente. Todos o la mayoría lo estamos viviendo “al día”, sin grandes planes ni viajes, improvisando, adaptándonos, estando con la gente que queremos el máximo tiempo posible, buscando la manera de crear recuerdos bonitos y en ocasiones de aislarnos de la realidad”.

Y comenzaba narrando: “Hoy ha sido un día de esos en los que todo lo que puede complicarse, se complica. Nada grave, incidentes vacacionales sin importancia, contratiempos que te hacen cambiar los planes y que mientras a ti se te hacen un mundo, tu hijos lo disfrutan como una aventura súper divertida. Para ellos siempre todo está bien, porque lo está”.

A pesar de los pequeños percances la familia Casillas: “De hecho la de hoy ha terminado siendo una de las noches más bonitas de este verano, llena de cosas sencillas: un juego de toda la vida, una misión, unas linternas, una rana que aparece de repente, la luna distinta, buenos amigos, buena conversación, un baño a media noche, un colchón hinchable donde cada día cabe uno más, un “perna de pau” (helado preferido), un poco de música brasileira y muchas risas y complicidad.”.

Gracias a este momento Sara Carbonero se ha dado cuenta que: “Probablemente habría sido también un día bonito si hubiéramos seguido el plan trazado pero con toda certeza no hubiese terminado igual. Hoy me duermo agradeciendo que la vida nos siga sorprendiendo y regalando momentos únicos y que tengamos la capacidad para apreciarlos. En definitiva que no perdamos nunca esa mirada de niño que nos haga ver las dificultades como aventuras y oportunidades para crecer, el Restform como la mejor suite del mundo y la naturaleza como el tesoro más grande”.

También te interesa…

El álbum del verano más especial de Sara Carbonero está lleno de sorpresas

Diez años del día que Iker Casillas y Sara Carbonero gritaron su amor al mundo entero