“Cada uno lo lleva como puede “Alessandro Lequio reacciona a la entrevista de Paz Padilla


  • Ana Rosa Quintana: “Qué difícil lo que ha hecho Paz, es un acto de generosidad”

Uno de los momentos más esperados de esta temporada era el regreso de Paz Padilla tras la muerte de su marido. La presentadora se sentaba este sábado en ‘Sábado Deluxe’ para hablar de este duro momento que ha sufrido en una entrevista de lo más emotiva. Paz confesaba estar triste, pero añadía que no ha dejado de sonreír y que este duro trago no le han quitado las ganas de vivir: “Lloro, al igual que río, pero igual que viene, se va”.

Tras ver un resumen de los momentos más importantes de su entrevista, Alessandro Lequio, que perdía a su hijo Álex a los 27 años el pasado mes de mayo tras una larga batalla contra el cáncer, tenía unas palabras para la presentadora: “El que mejor se conoce es uno mismo y es el que mejor sabe cómo salir adelante, lo que no quiere decir que siempre lo haga. Cada uno lo lleva como puede y nunca se sabe cuál es la mejor manera”, ha apuntado.

“Qué difícil lo que ha hecho Paz, es un acto de generosidad desnudarse de esa manera delante de su audiencia. Ojalá todo el mundo tuviese esa valentía para llevar así estas cosas”, decía Ana Rosa Quintana. 

Durante su entrevista, Paz contó que, en un principio, la familia se pensó que lo que le ocurría a Antonio era fruto del estrés. Fue un médico en urgencias quien, tras realizar una resonancia, le dijo a Paz que su marido tenía un tumor y que le quedaba muy poco tiempo de vida: “Me lo dijo sin anestesia”. Ningún compañero de Paz conocía la noticia de la enfermedad de Antonio y ella nos cuenta cómo vivió esos meses en los que lloraba fuera de cámara y después disimulaba ante los demás. 

La presentadora confesó que hizo todo lo posible por hacer que los últimos días de vida de Antonio fueran los más felices: “No se ha muerto mi marido, se ha muerto mi alga gemela, el amor de mi vida. Es lo único que le he podido dar. Amor del bueno. Le decía te quiero y gracias, 24 horas al día”. Y es que, cuando Paz supo que Antonio iba a morir, que ni la ‘quimio’ ni la ‘radio’ conseguían salvarle la vida, ella se dedicó en cuerpo y alma en hacerle feliz. Y para ello tuvo que aceptar que la muerte hay que afrontarla con serenidad: “Quise que tuviera una muerte bonita, una despedida preciosa”.

Fuente: Telecinco.